La Historia de la Física

Posted on 3 septiembre, 2010

0


 

 

 

 

La física es la ciencia que estudia los fenómenos de la naturaleza. Según esta definición general, la física englobaría otras ciencias como la astronomía, la química, la geología, etc. La física propiamente dicha estudia las propiedades de los cuerpos y los fenómenos o cambios accidentales producidos en ellos por los agentes naturales. El término fenómeno no significa en la ciencia lo mismo que en el lenguaje coloquial; representa cualquier modificación que experimenta un cuerpo, o sea, todo lo que produce una modificación. Para que el fenómeno corresponda a la física es preciso que sea accidental; es decir, que no altere la naturaleza de la sustancia.

 

De este modo se distingue la física de la química, pues esta se ocupa de los cuerpos en su naturaleza y no en su forma. Son ejemplos de fenómenos físicos la reflexión de la luz, la caída de una piedra y el paso de una corriente eléctrica por un conductor, pues en ninguno de los tres casos hay transformación en la materia: la luz sigue siendo luz de idénticas características, la piedra no se transforma y el conductor sigue siendo el mismo metal o aleación antes y después del paso de la corriente. Por el contrario son fenómenos químicos la combustión de carbón y el enmohecimiento de la superficie de una pieza de hierro: en el primer caso, el carbón deja de ser tal, para convertirse en vapor de agua y dióxido de carbón, y en el segundo la capa superficial deja de ser hierro para convertirse en óxido de hierro. Entre ambas ciencias, física y química, existen conexiones en diversos fenómenos naturales.

 

Así, hay fenómenos como la congelación y la evaporación de los líquidos que participan de la característica de transformación accidental, por cuanto cambian de características y la forma del cuerpo sin dejar de ser el mismo compuesto, y de cambio de la naturaleza de la sustancia, pues varía en su íntima estructura el estado de agregación de sus moléculas. Como solución de compromiso para asignar el estudio de estos fenómenos a una ú otra ciencia, se ha denominado fisicoquímica a la disciplina que se ocupa de ellos.

 

Los fenómenos que son objetos de la fisioquímica son suficientemente numerosos y complejos para construir ellos solos un tratado extenso, aunque se acostumbra englobarles como un capítulo de la física o de la química bajo la denominación de fisicoquímica física y fisicoquímica química, respectivamente. Tradicionalmente, y más por razones pedagógicas que de otra índole, se han construido cinco grandes ramas de esta ciencia:

mecánica, electromagnetismo, termodinámica, acústica y óptica. A estas ramas corresponden el estudio de movimiento de los cuerpos y sistemas, la electricidad y el magnetismo, la transmisión del calor, el sonido y las perturbaciones en los gases, y la luz en su naturaleza y propagación.

 

Actualmente, debido al avance en el estudio de la naturaleza del mundo de lo infinitamente pequeño, han surgido nuevas ramas, como son la física nuclear, la física atómica, y la mecánica cuántica.

 

En algunos casos estas ramas han aparecido porque anteriormente no se habían manifestado los fenómenos que se estudian, y entre otros, porque las herramientas que utilizaban estas disciplinas no eran válidas para trabajar los fenómenos que pretendían explicar. La física no apareció hasta que se manifestó la naturaleza del átomo y exigió una atención especial, así como unos métodos propios; la mecánica cuántica surgió de la necesidad de hallar un cuerpo de doctrina que explicara satisfactoriamente, entre otro, los fenómenos de la radiación que la mecánica clásica no explicaba.

 

Hay grupos de fenómenos completos que no pertenecen a totalmente a ninguna de las ramas tradicionales, aunque se sirven de ellas. El comportamiento de los fluidos da lugar a un número suficiente de fenómenos para poder erigirse en rama independiente de la física; sin embargo, por su dependencia directa de la mecánica, se incorpora como subdivisión de ésta, aun cuando un estudio profundo de los líquidos y de los gases requiere la utilización de la termodinámica y de la acústica.

Posted in: Fisica I